La baja autoestima y los efectos en tu salud

Hasta hace décadas se creía que los problemas de baja autoestima afectaban únicamente al rendimiento laboral y a las relaciones personales. Sin embargo, con el tiempo se fue sugiriendo que también podría ser la causa de problemas de salud. Esto fue posible comprobar gracias a estudios comparativos de imágenes del cerebro y su reacción a ciertos estímulos. En las imágenes se pudo ver cómo ciertas situaciones resultaban en estimulaciones cerebrales completamente diferentes entre quienes tenían buena autoestima frente a quienes tenían baja autoestima. Aquellas personas que padecían de baja autoestima percibían estas situaciones como amenazas, lo que a su vez, despertaba emociones de miedo, ansiedad y nerviosismo prolongado, mientras que aquellas personas que se sentían más seguras de sí mismas veían estas situaciones como estímulos de acción y no de privación. ¿Cómo afecta todo aquello a la salud? y ¿En qué áreas es más evidente este problema? Te lo explicaré a continuación:

Empecemos por comprender qué es la autoestima

La autoestima se define como “la valoración de sí mismo” y se sobre entiende que esta “valoración” es positiva, pero lastimosamente no siempre es así. En realidad, esta definición es tan poco objetiva que muchos especialistas alargan esta definición y buscan resaltar los efectos de la autoestima en la cotidianidad. Y es que la autoestima no es una medida exacta y permanente a lo largo de la vida. Todo lo contrario, el nivel de valoración que cada persona tiene de sí mismo varía con cada actitud que tiene hacia sí mismo y hacia el resto de personas y, con cada acción que realiza a lo largo del día. Piénsalo, la forma cómo caminas, el tono de voz con el que hablas y la paz en tu mirada demuestran tu nivel de satisfacción contigo mismo y con la vida que construyes. De igual forma, la valoración que tienes de ti mismo influye en la forma cómo te comunicas con otros, en la prioridad que das a tus necesidades e incluso en la motivación que tienes para cumplir tus sueños. Sí, tu día a día influye en tu nivel de autoestima y por lo tanto, es necesario que conozcas qué acciones y actitudes perjudican tu autoestima, muchas de ellas, ocurriendo sin siquiera darte cuenta. Reflexiona ahora por un momento sobre todo lo que haces a lo largo del día; qué pensamientos tienes, qué respuestas das, qué decisiones tomas y qué actitudes tienes. Todo en su conjunto definirá el nivel de satisfacción que tengas hacia tí mismo y evolucionará de manera constante. Jessica Muñoz describió en uno de sus artículos cuán variable es tu autoestima y la evolución que puede tener a lo largo que tu vida. Ella acertadamente dijo que:

El bebé no nace con un concepto de lo que es, sino que va desarrollándose, de manera progresiva a lo largo de la vida, en función de su relación con el ambiente y la internalización de sus experiencias físicas, psicológicas y sociales

Dicho esto, y tras comprender que tu nivel de autoestima varía y está influenciado constantemente a lo largo de cada día, te hablaré de 3 de los efectos negativos que causa una baja autoestima en tu salud.

Autocrítica que incrementa el estrés y las enfermedades crónicas

La autocrítica constante es una de las características más comunes de quienes padecen de baja autoestima y se refiere principalmente al sentimiento constante de culpa por todo aquello que sale mal o que no da los resultados esperados. La autocrítica es una voz negativa que está presente en la mente de quienes no tienen una valoración positiva de sí mismos e induce al enfoque pesimista o derrotista. Ahora, imagina vivir bajo la sombra de una gigantesca nube gris y escuchar constantemente culpas, quejas, frustraciones y disconformidades. Y lo que es aún más grave, imagina que ante toda esa situación tú aceptaras que eres merecedor de toda aquella negatividad. Así es precisamente como se siente vivir bajo la autocrítica en un estado de constante baja autoestima. Por supuesto, el resultado de ello será un malestar general que muchas veces se lo clasifica como enfermedades de estrés o que toma la forma de enfermedades crónicas. Branden asegura que las personas que tienen baja autoestima viven con un constante malestar en su interior que se ha visto reflejado en dolores crónicos y en supresiones inmunológicas. El motivo es que el cerebro está constantemente luchando para contrarrestar estímulos negativos pero a su vez no tiene recuerdos ni conceptos positivos que activen a las hormonales encargadas de producir satisfacción.

Desgana y falta de energía

Al inicio del artículo resalté que la autoestima se ve influenciada por las acciones que realizas y actitudes que tienes ante cada experiencia. Y lo hice porque la mayor diferencia entre quienes padecen de baja autoestima y quienes mantienen una buena autoestima está en la forma y capacidad de respuesta ante situaciones irregulares. Quienes tienen baja autoestima tienden a rendirse más fácilmente, concentran sus pensamientos en los aspectos negativos de cada situación y dan más valor a los problemas que a las soluciones. Como resultado de ello, no se sienten ni con las energías, ni con la motivación para hacer frente a situaciones que demandan un cambio en sus estilos de vida. En mi experiencia, analizando 100 casos de mujeres que vivieron una ruptura amorosa, el 90% de las participantes mencionaron no tener energías para completar sus actividades diarias y espontáneamente afirmaron también que estaban seguras de que gran parte de su dificultad para salir adelante se debía a sus problemas de autoestima. Eso no significa que ellas conozcan de las consecuencias reales que tienen la baja autoestima en su salud. Sin embargo, si están conscientes, o por lo menos, esperanzadas en que si tuviesen mejor autoestima tuviesen también mayor capacidad, energía y motivación para reponerse ante una separación amorosa.

Baja autoestima y desórdenes de alimentación

La terapista y especialista en el cuidado de la salud mental Nanette Burton, describió en uno de sus libros la relación de la mala autoestima con los desórdenes de alimentación. Ella asegura que aquellas personas que han desarrollado una apreciación positiva de sí mismos, tienen menor probabilidad de desarrollar desórdenes de alimentación, así como también, menor tendencia a sentir depresión, ansiedad y adicciones. La conexión entre los desórdenes de alimentación y la baja autoestima es posiblemente uno de los temas más estudiados ya que en principio, la mala autoestima era relacionaba principalmente con la auto-aceptación física y este fue durante largo tiempo, tanto un gran aporte, como también un problema. Me refiero a que es un aporte en la medida en la que ha ayudado a encontrar, a través de una mejora de autoestima, una solución a la inconformidad sobre el aspecto físico y sus consecuentes desórdenes de alimentación. Sin embargo, lo considero también un problema porque concentra la atención de la baja autoestima en este tema y descuida muchos de los otros efectos negativos que tiene la baja autoestima en el día a día de las personas. De todas formas, lo importante de este tema es resaltar que tener una buena autoestima significa tomar decisiones que sean positivas para uno mismo y eso incluye decidir alimentarse nutritivamente, decidir hacer ejercicio, decidir mantenerse hidratado, etc. Decidir cuidar del cuerpo por amor y valoración propia.

5 noviembre, 2017

4 responses on "La baja autoestima y los efectos en tu salud"

  1. Es interesante lo que nos planteas respecto a la autoestima porque de alguna manera lo emocional está ligado a lo físico, es decir muchas personas no tienen claro ese punto y si no llegan a manejar sus emociones y pensamientos de manera positivo pueden aflorar males y dolencias, me ha gustado la manera como nos lo explicas.

  2. Hola! Me ha gustado mucho el artículo, yo una vez sufrí de baja autoestima y es algo que no se lo
    Deseo a nadie ya que no te dan ganas de vivir, te la pasas llorando todo el tiempo, no comes ni nada yo sufrí mucho ya que llegue al punto de que me dio anemia y muchos problemas de salud, pero gracias a Dios pude salir de eso y hoy en día me amo y me valoró más, muy bueno tu post. Bss

  3. Yo creo que cada vez hay menos autoestima en las personas, por la misma sociedad que cada vez es más exigente, y ahora con las redes sociales, que nos venden vidas perfectas, hace que los adolescentes se crean que realmente se tienen esas vidas y las suyas les parezcan inferiores, un bs

  4. María Sánchez Fabián28 noviembre, 2017 at 14:19

    ¡Hola! Me ha gustado mucho tu entrada, es muy interesante y de gran ayuda. Es un asunto muy complicado que hay que llevarlo con mucha delicadeza… Yo he sufrido de baja autoestima, y tuve la suerte de salir rápido de allí, porque lo pasé realmente mal…, no tenía ganas de nada, ni de comer… Gracias por tu post. Saludos.

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X