Mindfulness para principiantes, Componentes y Principios

En entradas anteriores hemos hablado sobre el Mindfulness, sus posibles aplicaciones con los niños y determinados mitos populares entrono a esta práctica. En este artículo de Mindfulness para principiantes, queremos describiros cuáles son los principios fundamentales relacionados con la actitud durante la práctica de la atención plena. Será esencial tenerlos en cuenta para garantizar la comprensión de una correcta práctica.

  • No juzgar

Implica abandonar la tendencia a categorizar y a evaluar las experiencias como buenas o malas, de manera que nuestra respuesta ante una situación o experiencia no se realice en base a etiquetas valorativas, sino en base a como experimentamos realmente la situación o experiencia en sí misma y en cada momento. Esto implica intentar observar la experiencia tal y como se nos presenta, sin evaluarla, categorizarla ni juzgarla. Este principio tiene una gran importancia. Quizás necesites pararte unos segundos a pensar, para darte cuenta de cómo las situaciones que más estrés te producen normalmente en tu vida cotidiana, lo hacen en base a tus propias creencias y juicios que elaboras sobre las situaciones en sí.

En la mayoría de casos las situaciones, sensaciones, pensamientos, emociones… que se sufren como nocivas, lo hacen porque se juzgan y se valoran de forma negativa. Por lo que realmente es esta valoración y esta actitud juiciosa la que contribuye a que nos generemos el malestar. Si conseguimos desprendernos de los juicios y valoraciones aunque solo sea por un momento, nos daremos cuenta de que la percepción sobre nuestras experiencias será más objetiva, y el sufrimiento que experimentamos en determinadas situaciones será mucho menor.

Ni tu peor enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos” Sidhartha Gautama (Buda).

  • Paciencia

Significa ser capaces de respetar los procesos naturales de los acontecimientos y de los eventos mentales y fisiológicos internos, sin pretender forzarlos, precipitarlos o cambiarlos. Consiste en estar abierto a cada momento particular, sin querer ni intentar modificar nada. Pongamos un ejemplo relacionado con nuestra manera de respirar durante la meditación: Cuando comenzamos a meditar es probable que nuestra respiración no sea una respiración diafragmática tranquila y relajada. Sin embargo durante la meditación no pretendemos cambiarla, simplemente nos limitamos a observarla, y aceptarla tal y como es en cada momento. Conforme avanza la meditación, poco a poco, nos daremos cuenta de que la respiración va gradualmente mostrando sus características (transformándose en una respiración diafragmática tranquila y relajada por sí sola).

  • Mente de principiante

 Se trata de desprendernos de las expectativas basadas en experiencias previas, y mantener nuestra mente libre de éstas, de manera que los pensamientos, expectativas o conocimientos previos, no nos impidan ver las cosas tal como son realmente. Cuando llevamos puesto el piloto automático, algo bastante frecuente, nos limitamos a reconocer y etiquetar las experiencias, de modo que utilizamos la información que ya teníamos sobre situaciones, y experiencias anteriores y similares, para actuar en las situaciones presentes. Cuando hacemos esto no nos permitimos vivir las experiencias actuales sacándoles el máximo jugo, sencillamente nos perdemos muchos detalles y partes interesantes de nuestros momentos vividos.

Un ejercicio interesante que nos muestra la importancia de vivir cada momento como un momento nuevo, es el de probar un alimento que consumamos con frecuencia (o incluso un alimento que creamos que no nos gusta), prestándole el 100 % de nuestra atención a su textura, sabor, aroma, jugosidad… Es posible que hasta ese momento no supiésemos exactamente como sabe ese alimento, por la cantidad de detalles que se nos pasan inadvertidos cuando no prestamos verdadera atención. Es increíble la cantidad de cosas que damos por supuestas, y como solemos poner el piloto automático en nuestra vida cotidiana, perdiéndonos muchos matices. Aprender a estar concentrado y consciente en el momento presente, manteniendo una actitud curiosa sobre nuestras experiencias, nos ayuda a disfrutar más del momento actual inmediato.

  • Confianza

 En este caso se hace referencia a la necesidad de hacernos responsables de nosotros mismos, aprender a escucharnos y a confiar en nuestro propio ser. Es importante que seamos capaces de confiar en nuestra autoridad, antes de buscar una guía fuera de nosotros mismos. Esta actitud de autoconfianza es muy importante en todas las facetas de la práctica de la meditación, especialmente en la práctica del yoga o del ejercicio físico. De esta manera aprenderemos a escuchar nuestras propias sensaciones y a nuestro cuerpo. Es importante confiar en uno mismo, ser capaces de fiarnos de nuestro propio criterio e intuiciones, pues durante la meditación nuestro principal maestro y guía seremos nosotros mismos. 

  • No esforzarse

 Implica abandonar los esfuerzos realizados para obtener resultados. Con la práctica constante en atención plena los resultados aparecerán por si mismos sin que intentemos forzar su aparición. El esfuerzo es un concepto opuesto a los principios y a las actitudes que se cultivan en el Mindfulness. Esforzarse implica intentar cambiar algo, esto es contrario a ser paciente y aceptar las situaciones y las experiencias momento a momento.

  • Aceptación

Significa ver las cosas tal cual son en el momento presente, aceptando la experiencia percibida, desprendiéndonos de los deseos de cambiar la situación. Habitualmente la aceptación es el paso final de un proceso emocional intenso, en el que primero negamos lo que ocurre, posteriormente nos llenamos de ira y finalmente, ya vencidos, logramos aceptarlo. Este proceso tan costo puede ser sustituido por el cultivo intencional de la aceptación. No debe confundirse con adoptar una actitud o postura pasiva, tampoco con que deba gustarnos todo. Más bien consiste en desarrollar la voluntad de ver las cosas tal como son, aceptando la experiencia presente de manera intencionada. La aceptación tiene una gran relevancia sobre todo para aquello con lo que tenemos que convivir y no podemos cambiar ni controlar.

Aceptación no tiene nada que ver con resignación. La aceptación de las cosas tal como son, muy al contrario, requiere una fortaleza y una motivación extraordinarias –especialmente en el caso de que no nos gusten– y una disposición a trabajar sabia y eficazmente como mejor podamos con las circunstancias en las que nos encontremos y con los recursos, tanto internos como externos, de que dispongamos para mitigar, curar, reorientar y cambiar las cosas que podamos cambiar.” Kabat Zinn.

A continuación os dejamos unos vídeo sobre Mindfulness y sus principios fundamentales:

8 febrero, 2017

1 responses on "Mindfulness para principiantes, Componentes y Principios"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X