Neuromarketing aplicado

Siguiendo la línea de anteriores entradas, hoy vamos a hablar de neuromarketing aplicado. El gurú del marketing Philip Kotler, establece la existencia de diez principios claves en la práctica del marketing, los cuales deberíamos tener en cuenta si queremos que nuestro producto o servicio tenga éxito. El desarrollo de la neurociencia está permitiendo en la actualidad nuevos conocimientos que facilitan que cada uno de estos principios pueda llevarse a cabo de forma más eficaz, gracias al real y mejor conocimiento de los deseos, decisiones y patrones de conducta del consumidor. Estos principios son los siguientes:

  1. Reconocer que el poder lo tienen el consumidor. Los especialistas en neuromarketing aplicado deben tener claro que el producto o servicio que vamos a sacar al mercado no es el protagonista, lo es el potencial cliente. Por este motivo el diseño del bien o servicio se debe realizar a partir de lo que conocemos sobre las necesidades del cliente tanto en términos materiales como emocionales. Conocer qué busca y valora el consumidor es una de las principales aportaciones de las técnicas de neuromarketing que evitan las carencias de los estudios de mercado tradicionales.
  2. Desarrollar la oferta dirigida al público objetivo del producto o servicio. Se ha de buscar un nicho de mercado para conocer cómo satisfacer sus deseos y necesidades. De este modo las estrategias de marketing irán dirigidas a propiciar la segregación de dopamina, favoreciendo la activación del sistema de recompensa cerebral del consumidor, aumentando así su deseo de adquirir el producto o servicio.
  3. Diseñar las estrategias de marketing desde el punto de vista del cliente. Una de las aportaciones de la neurociencia es que nuestro cerebro activa su circuito de recompensa, no solo con las características del producto o servicio que adquirimos, sino por el valor simbólico que éste nos aporta ―estatus, diseño, posicionamiento,…―. La campaña de marketing debe ir enfocada a resaltar estos aspectos del producto.
  4. Tener en cuenta cómo se distribuye el producto. Kotler afirma que el modo de distribución es un medio para aportar más valor al usuario. El lugar y el modo en que se adquiere un bien es un factor clave para el posicionamiento.
  5. Pensar en el cliente para crear valor de manera conjunta. Hace unas décadas, las empresas simplemente trataban de crear valor para los clientes. El neuromarketing aplicado pretende colaborar con el cliente para generar nuevas formas de crear valor en conjunto. De este modo podemos adaptar los bienes y servicios a los deseos y necesidades del cliente con mayor facilidad.
  6. Usar nuevas vías para hacer llegar el mensaje al cliente. Como vimos en entradas anteriores, los expertos en neuromarketing nos dicen que la publicidad, para que sea efectiva, debe sostenerse en tres pilares que son la emoción, la atención y la memoria del consumidor. Está demostrado que aquellos anuncios publicitarios cuyo mensaje nos evoca una emoción, es más fácil que capten nuestra atención y que se consoliden en nuestra memoria. Esto ocurre porque determinadas estructuras del cerebro como el hipocampo están vinculadas con la evocación de las emociones y con el almacenamiento de la memoria.
  7. Analizar el retorno de la inversión. Tras el lanzamiento de un nuevo producto o servicio al mercado, deberemos tener en cuenta el beneficio generado a través del porcentaje de venta, así como otros factores más subjetivos como podrían ser la satisfacción del cliente.
  8. Tener en cuenta los aportes de la tecnología y adaptarla a las características de la empresa. Aunque parece que solo las empresas más potentes pueden llevar a cabo estudios específicos de neuromarketing aplicado, las principales recomendaciones y teorías que los ámbitos científico y tecnológico aportan puede ser útil para todas las corporaciones independientemente de su tamaño o alcance.
  9. Crear activos a largo plazo. Esto significa ser coherentes entre lo que se transmite y lo que se ofrece. Si damos un buen ejemplo como empresarios facilitaremos la activación de las neuronas espejo de las personas con las que nos relacionemos. Esto nos ayudará a mantener buenas relaciones con clientes e inversores ―ya que se querrán sentir identificados con nosotros― y a crear una buena reputación corporativa.
  10. Concebir el marketing relacionado con todos los procesos de una empresa. Las decisiones del departamento de marketing, así como sus estrategias, afectan a trabajadores, colaboradores y clientes. Por ellos es indispensable entender que las acciones de este departamento tendrá un impacto global que afectará a los diferentes sectores de la corporación.

Esperamos que este post de neuromarketing aplicado os resulte de utilidad a la hora de desarrollar vuestras campañas de marketing y que podáis extraer el máximo potencial a la venta de vuestros productos y servicios.

12 Agosto, 2017

0 responses on "Neuromarketing aplicado"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Si continúas navegando estás aceptando las cookies y la política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X