Tu cerebro ¿Aliado o enemigo tras vivir una separación?

Seguramente has escuchado cientos de veces que las barreras más grandes a las que te enfrentas son las que tú mismo te impones. Es posible que seas tu propio enemigo a la hora de desear salir de tu zona de confort, al momento de afrontar una situación difícil e incluso, cuando deseas superar una separación. En principio deberíamos decir que eso no es posible ya que en teoría tú deseas para ti únicamente aquello que es lo mejor. Pero esto no es del todo cierto.

En realidad, muchos de los comportamientos que tienes se deben a una reacción y no a algo previamente analizado u objetivo. Factores como el miedo, la frustración, la duda, etc. son muchas veces los motores que impulsan tu respuesta ante aquellas situaciones diferentes a las que estás acostumbrado. Y curiosamente, después de vivir una separación, tu cerebro podría estar enviando las señales equivocadas y provocando dificultades en el proceso de superar la ruptura amorosa. Es por eso que, el día de hoy, te hablaré de 3 de las formas en las que tu cerebro podría estar siendo tu enemigo tras vivir una separación.

  1. Sientes que extrañas, pero podría no ser del todo cierto

Estar en una relación genera que tu cerebro produzca continuamente un abanico de hormonas. La mezcla perfecta entre adrenalina, dopamina, serotonina y oxitocina generan en ti la sensación de placer y satisfacción.

Según la etapa de la relación que vivas y, de las experiencias que compartas, sentirás los efectos de todo ese cóctel de hormonas. Sentimiento que, de forma general, es de satisfacción. Todo se mantiene normal hasta que, de repente, llega el crítico momento y la relación acaba. Y, como parte del proceso hasta superar una ruptura amorosa, vivirás la etapa inicial en la que sientes que extrañas a tu ex como nunca antes.

De repente, los recuerdos se ven más fabulosos. Parecería que tu ex provocaba en ti sentimientos mucho más apasionados y felices de los que imaginabas. Lo extrañas y no dejas de pensar en todos aquellos momentos tan hermosos que vivieron. De repente, las cosas ya no parecen tan malas como antes de terminar la relación así que sientes que quieres tener a tu ex de regreso.

Mucha atención, porque una parte muy importante de todo aquello que crees sentir, no es más que una reacción equivocada de tu cerebro. Al momento de vivir una separación, tu cerebro busca producir aquellas hormonas que, durante el tiempo de enamorados le daban tanta satisfacción, y que ahora le hacen falta. ¿Y cuál es la forma en la que buscará reproducir esas hormonas? Reviviendo aquellas experiencias que las generaron en un principio, es decir, tus recuerdos.

Pero cuidado, porque estos recuerdos llegan sesgados y poco objetivos. Llegarán concentrados en aquello que era mágico y bonito y dejarán de lado los factores por los cuales la relación terminó. Así que, si sientes que extrañas a tu ex y que te invaden recuerdos hermosos, piensa cuán reales son esos recuerdos dentro del contexto que vivías. O mejor aún, concéntrate en generar nuevas emociones positivas o enfoca tus pensamientos en aquello que no sea relacionado a tu ex. Guía a tu cerebro a dejar de relacionar la satisfacción que solías sentir con tu ex y ata esas emociones a algo diferente.

  1. El dolor físico es real, pero la cura no es tu ex

¿Sientes que después de vivir una reparación tu cuerpo enferma? ¿Te sientes débil o con dolor? ¿Piensas que el dolor que tienes no te dejará vivir? Si es así debes saber que el dolor físico que experimentas tras vivir una separación es real y ha sido comprobado. Antes se creía que era únicamente un romanticismo, pero hoy por hoy ya se conoce que al vivir una ruptura amorosa, tu cerebro se ve afectado de la misma forma que cuando experimentas un dolor físico.

Según el estudio, el dolor físico es real cuando vives experiencias de rechazo, aislamiento y/o una separación. Así que si viviste una separación y sientes un dolor tan profundo que se extiende por todo tu cuerpo, debes saber que es una reacción natural de tu cerebro. Esto en parte afirma que los sentimientos que tienes son importantes y reales y que no debes esconderlos ni menospreciarlos. Pero significa también que requieren de una acción para controlarlos.

¿Qué es lo que puedes hacer para contrarrestar el dolor físico provocado por una reacción de tu cerebro ante la ruptura amorosa? Generar momentos de aceptación social. Hay varias actividades que te ayudarán a superar una ruptura amorosa y entre ellas, las más importantes son las que te generan un sensación de pertenencia. Regálate la oportunidad de vivir nuevas experiencias rodeado de personas. Sé que al terminar una relación sientes que nadie es más importante que tu ex pareja y que nadie podrá reemplazar lo que vivías con aquella persona. Sin embargo, a tu alrededor tienes también otros amigos, familiares, colegas, mascotas, etc. que son capaces de generar en ti emociones positivas. Así que concéntrate en ellos, busca ser parte de un grupo y mantente activo. De esta forma tu cerebro reemplazará el dolor físico que sientes, por emociones de satisfacción generadas por el contacto social que generes.

  1. Parece que nada tiene sentido, pero es una falla en la información

¿Vives una ruptura amorosa, sientes que todo en tu vida se desploma pero aun así tu rutina continúa como si nada? Por supuesto que sí. Nada se pondrá en pausa a esperar que vuelvas a tener la motivación de actuar. Tus obligaciones no serán postergadas y nada cambiará hasta que seas tú quien construya un nuevo estilo de vida. Sin embargo sentirte confundido y evaluar tu vida como si nada tuviese sentido es común. Aquella sensación que tienes de estar perdido, desconcentrado o despistado se debe a un problema temporal en el funcionamiento de tus redes cognitivas. Las redes cognitivas son las encargadas de ayudarte a procesar la información y por lo tanto estimulan la percepción y la resolución de problemas. Y, aunque estas suelen normalmente deteriorarse con el paso de los años, hay también situaciones que las afectan como lo es estar expuesto a altos niveles de estrés. Y por supuesto, vivir una separación es también una situación de alto estrés y de variaciones en tu sistema nervioso. El mayor problema en este caso es que tu mente está concentrada en revivir recuerdos, buscar respuestas y asimilar las emociones que todo ello te provoca. Por lo tanto, tendrás mayor dificultad para concentrarte, para comprender lo que ocurre a tu alrededor y para asimilar objetivamente la información que capturas diariamente.

Y una vez más, para contrarrestar estos sentimientos de confusión y desconcentración, es necesario que separes las emociones que te provoca pensar en tu ex y las emociones que despiertan el resto de factores que tienes en tu vida. Si lo necesitas, regálate momentos para pensar en tu ex y vivir las emociones que eso te provoca. Eso sí, cuando lo hagas, no olvides considerar los dos puntos anteriores que te mencioné. Pero fuera de aquellos momentos específicos, mantén el control de tus pensamientos y concéntrate en la realidad que te rodea. Alimenta tu cerebro y hazlo más fuerte. Ayúdate a ti mismo a superar la ruptura amorosa sin que esta afecte prolongadamente tu día a día.

Involúcrate conscientemente en actividades y toma en cuenta que cada una de ellas significará una semilla de lo que cosecharás en tu vida futura. Ahora es tu momento de decidir en qué deseas permanecer concentrado los siguientes meses o años de tu vida. En tu ex y la relación que acabó, o en ti mismo y la vida que deseas construir.

Mucha suerte y hasta pronto.

10 responses on "Tu cerebro ¿Aliado o enemigo tras vivir una separación?"

  1. Yo he vivido lo que causa la ruptura en carne propia, pero lo bueno de esto es que aprendes a ser más fuerte, mucho de los consejos que nos presentas lo puse en práctica y me recuperé muy bien de mi ruptura, lo que más me ayudo era mantenerme ocupada y hacer actividades que me gustaban mucho. Muy buen post el qque nos muestras aquí. Bss

  2. Hola Kenny, Muchas gracias por tu comentario, por compartirnos un poco de tu experiencia y por resaltar la importancia de mantenerte ocupada y concentrada en aquello que más disfrutas.
    Confío lo sigas haciendo!
    Hasta pronto
    Marie

  3. ¡Hola!
    Qué interesante es conocer cómo el cerebro puede jugar a tu favor o en contra.
    Me ha parecido curioso que cuando rompes con tu ex, tu cerebro rescata vivencias felices con esa persona y te hace creer que le necesitas. Todos los días se aprende algo!
    Muy buen consejo el de centrarte en las personas de alrededor y actividades de tu rutina, pienso que es una ayuda perfecta para superar la ruptura.
    Gracias por tu artículo, tus palabras van a servir mucho.
    Un beso

  4. Una ruptura siempre es doloroso y mas cuando pasamos la etapa de duelo, es por eso que todo requiere de un tiempo de dejar fluir las emociones y sobre todo conocernos y reconocernos antes y después de la pareja, para poder así valorar que salió mal y no solo hacía el otro sino a nostras mismas.

  5. Hola Lorena,
    Muchas gracias por tu comentario.
    Si, es muy importante conocer como funciona el cerebro ante ciertas situaciones. Muchas veces después de comprender cómo funciona nuestra mente, aceptamos que en realidad si tenemos el control de lo que sentimos.
    Hasta pronto
    Marie

  6. Hola Sharon,
    Sabes, es muy interesante lo que mencionas. Aseguras que necesitamos de tiempo para trabajar en nuestras emociones y esto es indispensable. No es sano dejar el tiempo pasar sin hacer nada para superar la situación, el tiempo es útil solo cuando lo utilizamos para decidir hacer y pensar aquello que es constructivo para cada persona.
    Hasta pronto
    Marie

  7. Hola!!!!! Muchas veces he sentido que mi cabeza no va acorde y no sabes muy bien lo que te pasa, no entiendes . Todo esto me ayuda a ser más fuerte y aprender de las cosas. Estoy todo el día aprendiendo cosas nuevas. Muy buen post para poner en practica cuando me pasen estas cosas.
    Un saludo desde laclaquetadelucy.

  8. Esa etapa es complicada y solo queda darle tiempo al tiempo porque como nos comentas a veces nuestro cerebro nos juega en contra y nos hace sufrir mas de lo necesario.

  9. Una separación o ruptura es muy dura y te lleva a tener mil sentimientos duros que necesitas tiempo para procesar y superar. Es una situación difícil y se puede llegar a pasarlo realmente mal, aunque es cierto que a veces el cerebro puede jugarte una mala pasada y hacerte la situación más difícil de lo que ya por si es. En finque no queda otra que dejar pasar el tiempo e ir recuperándote poco a poco.

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X